RIU CABRA 21,260 Km.

Tramo para los finos estilistas desde la primera izquierda, en la cual si te calientas, ya tendrás problemas por su cierre. El primer kilómetro y medio en bajada ya te adelanta lo que va a ser esto, tramo de usar más la carretera que el volante.

Desde el cruce de “Bustio” empieza la parte más de rallye del tramo, más estrecha siguiendo por momentos el cauce del río Deva, y manteniendo su rapidez, en especial en zonas de campo abierto.

La subida a “Villanueva”, aunque parezca insípida, tiene su aquel, en especial, como quieras ir como quién acaba de atracar una farmacia. Tras pasar por la localidad anteriormente citada, y si te gusta la velocidad extrema este es tu sitio, en especial, la primera derecha que te encuentras.

La cosa sigue castigando el pie derecho, con excepciones como hacer un poco de turismo rural por la chicane de “Noriega”.

Una vez comprada la camiseta de “Alguien que estuvo en Noriega se acordó de tí”, volvemos a maltratar el pie derecho y la válvula, con alguna zona más técnica bajando dirección “Boquerizo”, en este cacho mucho ojo a cantidad de curvas de izquierda tras zonas de fondo donde las biondas suelen sacar a relucir una capacidad de atracción fuera de lo normal.

La zona más boscosa que encontramos a continuación posee esa característica tan odiada por los pilotos que es “la similitud”, aquí también hay que afi nar mucho con la cinta aislante. El paso por “La Borbolla” es uno de los más masifi cados del tramo (y porqué no decirlo, de los más bonitos), te avisa de que comienza la parte más de supervivencia del tramo, fruto del maltrato anterior tanto a máquina como al paisano. Esta es una parte muy de notas, y muy de frenar donde toca.

En caso de humedades es la que peor seca debido a lo sombrío y a su cercanía durante un rato con el arroyo Dovedal.

En definitiva, tramo para finos estilistas en el noble arte del giro de volante.

Mapa Interactivo